Propuestas diferentes para un deporte en constante evolución.
Donde ser libre para equivocarse, para aprender.Con reglas simples y sin ignorar la historia de los que antes lo hicieron posible

“ A sabiendas del resultado

tendrás que probar tu suerte

deseando aquello que no posees,

aunque te haga daño”

martes, 23 de septiembre de 2014

Contrafuerte del Camino de La Cardosa.




Con su orientación  norte,  sobre los 1900 metros ,es como entrar en un local con aire
acondicionado en los meses en que nos “achicharramos” literalmente entre el
asfalto de las ciudades.
Este contrafuerte llamó mi atención porque no era uno de esos lugares
donde   es habitual  fijar la mirada y las ansias por escalar, y en principio
pensé en acercarme a “matarla”, sin ninguna pretensión,
mas que la hacer "algo" de actividad en el tórrido verano,sin temor a golpes de calor.
Arrastré al "Piernas" y a una reportera diplomada que nos aguantó un par de
visitas. Gracias a ella las fotos tienen algo de perspectiva.
Hay que reconocerle  la labor, ya  que ante los ojos de  quién no
 se dedica a esto, los escaladores nos convertimos en unos "seres de otro planeta”

Fresquito en pleno Agosto
The Dark Hole ( El bujero)(5) IV+
Acometimos en primer lugar una línea  que parecía perderse en un enorme
agujero por el que no llegamos a pasar en la apertura. Tirando por una repisa natural,
que después de otro “ ventanuco” nos deja en un murete agradecido  y mas aéreo
que el diedro anterior. Una suerte de superación de bloques en el estilo mas clásico
nos deja en la cumbre donde abandonamos un cordino para bajar.



Líquenes Fosforescentes

La chimenea


Superando la fisura.

Espoloncito de salida
 “Liquenes fosforescentes”(2) V –V+ Fue la segunda apuesta y no negaré que mi
aptitud ante los desafíos del contrafuerte ya había cambiando. Ahora no dejaba de
mirarme la barriga y las posibles zonas desplomadas de la línea. Me tenía  "calentito"
y estaba disfrutando a pesar del sobrepeso y la inactividad propia de mis veranos.
Mucho trabajo y calor.
Muy definida en su principio, arranca en una chimenea para superar un bloque
 empotrado  . Un pequeño flanqueo y unos pasos algo desplomados sobre una fisura
de libro donde “ entra todo”, para rematar en un espoloncito, el mas estético de lo
que tienes en frente, de protección menuda( fisureros pequeños y aliens) ponen la
 guinda a la vía mas variada de la zona. Recomendable y disfrutona.


Piernas  en su salsa
“Jimmy Long” (1)V+ Hay días para todo y tras unos pasos de mero trámite para llegar
a la base de esta fisura canalizo, cedí el mando a Jaime, que me lo pidió con una
ansiedad conocida, ya que el que subscribe estaba apunto de tirar de pedala para
salir por arriba.
Así quedó el  trazado mas estético y difícil de abrir, hasta hoy.
Bloque de rapel
Canalon de las Flores
“El canalón de las flores”(3)IV Fue una pequeña excusa para conocer algo mas la
zona y sus conexiones entre repisas y muros musgosos, además nos permitió dar un
vistazo a otra línea mas corta ,de carácter mas deportivo a la que le queda un bloque
en su salida del que es mejor no tirar ( aviso a navegantes) Cazo Cazón (V+)
Cazo Cazón
Todas las vías se han escalado desde abajo menos Cazo...que aún necesita saneo para poder
encadenarse. El grado  de las mismas es orientativo y cambiará a medida que estas se escalen y pierdan el manto musgoso que cubre los cantos 
De todas las vías nos bajamos rapelando de cordinos de 7 u 8 milímetros colocados en
la vertical de las líneas y siendo su longitud de no mas de 30 m en ningún caso.
La longitud de las vías entre los 35 y 45 metros.

Buscando posibilidades

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Bordillos. Eso además de musgo tumba y bien.
Lo único bueno es el fresco.
Saludos.

Alonso Deportes dijo...

Por eso no fuiste tu...jajaja
Sin duda el fresco es lo mejor.
Salute

JOSE LUIS dijo...

Por si fuera interesante o de utilidad para ti, para tus compañeros de rutas o para los lectores de tu web, tengo publicado el siguiente blog:
plantararboles.blogspot.com.es
Un manual sencillo para que los amantes de la naturaleza podamos reforestar, casi sobre la marcha, sembrando semillas producidas por los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.
Salud,
José Luis Sáez Sáez